Cuando el espejo nos juega una mala pasada

Hace meses visito mi consulta Martha (nombre protegido ) quien a sus cortos 28 años decidió visitar mi consulta porque simplemente no le gustaba lo que su espejo reflejaba , luego de 40 minutos de consulta y escuchar todas sus inconformidades que a mi vista de especialista y de ser humano no existían sin embargo mi deber como médico es escuchar a mi paciente ya que por algo confiaba en mi de 8 inconformidades que Martha me dijo solo una de ellas tenía algo de cierto y no era mucho a diferencia de lo que ella decía , apenas un poquito de grasa localizada en una parte de su cuerpo por lo demás todo estaba perfecto .

En ese punto me tocaba decirle mi opinión profesional a lo que ella respondió si usted no me opera otro lo hará, en ese momento salto a mi mente una pregunta muy válida ¿Por qué el autoestima de esta chica esta tan bajo que quiere hacerse tantas cosas estéticas que no necesita? Eso le solucionara la vida acaso hasta donde estaría dispuesta a llegar y aunque mi bolsillo perdería más de 30.000 decidí apostar por algo que ciertos colegas olvidaron la ética profesional.

“Martha debo decirte que de todo lo que me has mencionado solo puedo hacerte un procedimiento lo demás que me pides no lo necesitas además que es mucho maltrato para tu cuerpo que esta perfecto y aunque no te operes conmigo después de lo que te estoy diciendo me siento en el deber de decirte que deberías consultar un psicólogo una jovencita tan guapa como tu no debería tener tanta inseguridad sobre su cuerpo”

Dra , como le dije si usted no me opera otro lo hará ahora que tengo el dinero cumpliré lo que quiero y mis padres me apoyan no necesito más , en ese momento alce una ceja y asenté mi cabeza como diciendo lo entiendo pero enseguida acote que bueno que cuentes con apoyo de tu familia pero como ya te lo dije no puedo operarte màs allá de lo que necesitas , minutos después Martha salió de mi consulta .

Hace unos días coincidentemente en un congreso medico varios colegas conversábamos y de repente alguien dijo tengo una paciente que se ve todos los defectos ya la he operado 4 veces y sigue haciéndose cirugías y es jovencita apenas 28 años pregunte enseguida acaso se llama Martha a lo que mi colega respondió así es la conoces? Claro quiso operarse conmigo y le dije que necesitaba ir a un psicólogo, mi colega respondía en voz baja yo debí hacer lo mismo como recriminándose internamente.

Comparto esta historia porque creo que aparte de ser profesionales somos seres humanos y debemos pensar siempre en que siempre detrás de una persona haciéndose una cirugía estética hay una historia y que no todos son candidatos para entrar al quirófano , debemos recordar siempre que la ética y el profesionalismo siempre valdrá más que el dinero.

Request a quick quote:

Your Name (required)

Your Email (required)

Subject

Your Message

Share this: